Seguridad: Una Cuestión de Calidad de Energía

Seguridad: Una Cuestión de Calidad de Energía

La mayoría de las empresas están muy al pendiente de la seguridad de sus sistemas a través de software que impida la entrada de virus que pudieran causar estragos irreparables en su valiosa información y en su hardware o bien a través de sistemas de seguridad que busquen la integridad y confidencialidad de su información, evitando de esta manera intromisiones de terceros.

Al contar con este tipo de protección se pudiera llegar a pensar que las empresas están TOTALMENTE seguras ya que no sufrirán las desastrosas consecuencias causadas por ataques virales o intromisiones en sus redes corporativas. Sin embargo, continúan siendo vulnerables, debido a que pueden ser víctimas de ataques igual o más severos que los antes mencionados: aquellos que son provocados por las perturbaciones en el suministro eléctrico.

Los problemas presentados en el suministro eléctrico afectan la integridad y seguridad del hardware y de la información de los sistemas de las empresas.

Los problemas de energía son la primer causa más importante de pérdida de datos, cinco veces más frecuentes que los virus y la segunda causa más importante de pérdida de hardware después del robo1.

Los problemas de energía pueden ser invisibles para unos o pasar desapercibidos para otros, hasta el momento en que la computadora deja de funcionar y se congela, o la impresora se traba o el sistema se cae, todo esto sin una razón justificada, lo que da como resultado múltiples interrupciones en el trabajo diario y llamadas constantes al departamento de sistemas. Esta situación pudiera parecer hasta cierto punto “normal” o “cosa de todos los días”. Ahora bien, el que la tecnología responda con eficiencia y la computadora no falle, la impresora no deje de imprimir y el sistema esté siempre en línea, pudiera parecer “el mundo ideal” y sin embargo no lo es. Es simplemente el resultado de prevenir los problemas de energía con la asesoría adecuada y los sistemas de resguardo de alta tecnología. El vigilar estos aspectos da como resultado “UNA CONTINUIDAD EN LA OPERACIÓN DE SU NEGOCIO” , en donde se aprovechan al máximo los recursos humanos, financieros y tecnológicos, se obtiene una alta productividad de los empleados y se reducen costos de mantenimiento, de pérdida de información y de hardware.

Los problemas de energía, tan comunes en el suministro eléctrico de nuestro país, se traducen en pérdidas en términos de productividad, hardware e información. Ahora bien, cómo dimensionar estas pérdidas es medular para entender la importancia de la calidad del suministro eléctrico. Es tan sencillo como calcular las ventas que tiene su empresa por hora y cuantificar las interrupciones que ha tenido por cuestiones de apagones, altibajos de tensión, variaciones de frecuencia, ruidos, etc. Si este cálculo se hace anual los resultados son aterrorizantes y la inversión para proteger la tecnología con la que cuenta su empresa contra las perturbaciones del suministro eléctrico resulta ser totalmente justificable.

Se calcula que cualquier equipo conectado a la línea eléctrica comercial sufre en promedio más de 120 perturbaciones por mes2.

Estos eventos, que son acumulativos, afectan el correcto funcionamiento de equipo electrónico delicado y de uso crítico, generando un incremento en los costos de servicio y mantenimiento que pueden estar afectando las utilidades de su negocio.

En algunos casos una interrupción de apenas 0,5 segundos detiene un proceso industrial que tarda hasta 6 hrs. en reestablecerse con normalidad3. La misma interrupción provoca irremediables pérdidas de información en procesos de adquisición de datos, ya sean digitales o analógicos, cuando no se cuenta con sistemas de protección.

Se calcula que en promedio los costos de las caídas de sistema ascienden a $1,000 USD por hora y que pueden llegar a $50,0004 dependiendo del giro de la empresa ¿Cuánto está dejando de ganar usted en su negocio?

Muchas compañías están conscientes de la “vulnerabilidad” de su información por amenazas de virus sin embargo subestiman los daños que pueden llegar a sufrir a causa de las perturbaciones eléctricas. Hablar de seguridad es también hablar de calidad de energía que vele por la continuidad del negocio.

prolyt – power expertise busca esa continuidad que todo negocio desea, a través de soluciones integrales en energía que aseguren su información, protejan su hardware y le garanticen un trabajo ininterrumpido. Nuestro trabajo es hacer que usted se pueda concentrar totalmente en su negocio, sin preocuparse por la continuidad de la operación del mismo.

FUENTES:
1 Contingency Planning Research, Inc
2 Estudio de IBM
3 Instituto de Investigaciones Eléctricas
4 Encuesta del Yankee Group

©PRODUCTOS LYT, S.A. DE C.V. Todos los Derechos Reservados